Reír tiene un poder especial. ¡Úsalo con consciencia!

1Esto seguro ya lo sabes, pero permítenos recordártelo. Reír eleva la producción de hormonas que reducen el estrés y aumentan la felicidad. Es un remedio natural y extremadamente eficaz contra la tristeza y la depresión.

2Reírse no sólo beneficia nuestras emociones, sino que modifica nuestro cerebro de forma positiva y fortalece el cuerpo. Estudios muestran que el cerebro es como un “disco duro”.

La ciencia lo confirma, vivimos hoy en un mundo de aceleración social. Los ritmos de la vida cotidiana son cada vez más rápidos y acelerados, y esto lo vemos en las dinámicas de trabajo, desarrollo tecnológico, relaciones amorosas, TV, redes sociales, etc...

No es entonces muy difícil comprender por qué en este contexto se pueden disparar los niveles de estrés. Parece completamente lógico. Lo es.

¿A veces sientes que ya no puedes más, que tus emociones están fuera de control o que tus pensamientos no te dejan avanzar o te hacen sufrir?

¿Te sientes perdida y no logras reconocer cuál es tu propósito real de vida? ¿Para qué estas en este mundo?

¿Sientes quizás que te falta energía? ¿O que no logras hacer funcionar o construir relaciones interpersonales y de pareja satisfactorias?