6 métodos que debes considerar si estas buscando tener una experiencia espiritual.

¿Cómo puedo yo tener fe y creer en algo que me lleve más allá? Cómo puedo darle más sentido y/o dimensión a mi vida?

Cada persona y cultura en el mundo tiene su propia comprensión sobre Dios y la espiritualidad. Aunque muchas opiniones pueden ser muy similares, tener una experiencia espiritual es una búsqueda que uno debe hacer por propia cuenta. Esta búsqueda personal no significa pertenecer al cristianismo o a alguna otra religión. Creer en Dios simplemente significa creer en primer lugar en un poder superior.

Aquí algunas cosas que puedes considerar si buscas tener una experiencia espiritual:

1Debes separar las medidas físicas de la fe.

Piensa en conocer a Dios no por eventos científicos medibles, sino a través de una presencia intangible en cada cosa que hagas. Dios es espíritu y se experimenta de una manera intuitiva, casi como experimentas el amor, el aire, la gravedad o una corazonada.

Conocer a Dios tiene que ver más con el corazón (creencias fundamentales) que con la mente estrictamente lógica o la cabeza (aunque esto tampoco se debe dejar de lado). Si enfocas la fe a partir de esta idea, verás que creer en Dios no se trata solo de reunir hechos tangibles (aunque también), sino de reflexionar en el impacto que tiene en ti y en otros.

Si esperas encontrar a Dios a partir de la tecnología o un punto de vista científico, te darás cuenta de que no puedes creer por medios materiales, sino por un análisis personal de la espiritualidad. Se puede medir a través de cosas intangibles, como reconociendo su presencia, tu creencia, además de las emociones y las reacciones. Piensa en todas las cosas en las que crees. Tu apreciación por muchas de ellas están basadas en algo medible a nivel emocional, individual y físico.

2Deja de buscar pruebas por un momento e intenta tener fe.

Tener fe significa tener esperanza en cosas que no se ven. La fe es un principio de acción y de poder. Cuando nos esforzamos por alcanzar una meta, estamos ejerciendo la fe, porque demostramos nuestra esperanza en algo que aún no podemos ver.

Ver no siempre es creer. Aún hay cosas que no se pueden entender sin embargo, la gente sigue creyendo en ellas.

El efecto placebo ¿Por qué funciona? Nadie lo sabe, pero un hecho comprobado es que algunas personas sienten menos dolor al consumir supuestos medicamentos que en realidad no contienen sustancias activas.

O los los hoyos negros, por ejemplo, los astrónomos no los pueden ver realmente pues por definición estos absorben la luz que es necesaria para que se pueda observar un fenómeno. Sin embargo, observando el comportamiento de la materia y la órbita de las estrellas alrededor del hoyo negro, se puede predecir la presencia de uno.

3Deja de tratar de controlar todo.

A lo largo de todas las creencias espirituales que tienen una noción de Dios, una creencia es constante: Dios es el creador de todas las cosas. Debido a que Dios es el creador, solo él tiene control total.

Renunciar al control de ciertos aspectos de tu vida no significa que estés completamente impotente. No pienses en Dios como un titiritero que tira de tus cuerdas, sino como un padre que cuida.

El curso de tu vida aún depende de ti, pero la vida no siempre resultará como la esperas. En momentos como este es importante recordar que Dios está ahí para ayudarte.

Saber que no puedes tener el control de todo debe alentarte, no desanimarte. Los programas de rehabilitación como Alcohólicos Anónimos tienen como fundamento la premisa de que las personas no tienen un control total y la creencia en un poder superior para restablecer el equilibrio al sacrificar el ego de uno. Una vez que aceptas que no puedes controlar todo, aprendes a aceptar las cosas que no puedes controlar. Conoces la famosa frase/oración: "Dios, concédeme la serenidad de aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar aquellas que puedo y sabiduría para reconocer la diferencia". Hay ciertas cosas que puedes cambiar y ciertas que no. Aunque quizás no creas en Dios, cree que hay un poder superior que traza el resultado de tu vida. Este es un buen punto de partida para la espiritualidad.

4Habla con personas que creen en Dios.

Tal vez alguien que conozcas tiene una relación con Dios bien fundamentada. Habla con esa persona sobre por qué y cómo la fe es tan fuerte.

Haz preguntas como: "¿Por qué crees en Dios?" "¿Qué te hace pensar que Dios está ahí?" "¿Por qué debería creer en Dios?". Todas estas son preguntas para las que un amigo podría tener una visión excepcional.

5Practica la oración.

La espiritualidad incluye que una buena relación con Dios empieza con una comunicación continua con él. La oración es parecida a la meditación, solo que en ésta no tratas de centrarte en tu centro, sino en un ser más allá, un poder más allá... Muchas personas tienen una idea errónea de que la oración es un vehículo para cumplir deseos. Realmente, la oración no se trata de pedirle a Dios que resuelva todos tus problemas, se trata de entrar en una conexión espiritual (aunque sin duda también puedes pedir que te ayude a enfrentar los problemas).

Tal vez tengas que tomar una decisión difícil: buscar un trabajo o continuar con tu educación. Trata de pedir guía a Dios. Medita en qué decisión debes tomar y observa el resultado. Aunque las cosas a veces no terminen como esperas, piensa en ello como otra oportunidad para orar. No pienses en los malos resultados como la consecuencia de que Dios no está presente, sino toma en cuenta que él pueda responder tus oraciones de una forma que no has considerado aún.

6Haz obras buenas.

Creer en un poder superior significa cambiar el enfoque fuera de ti mismo. Ayudar a otros es una gran oportunidad para mirar tu vida desde una perspectiva diferente. Interaccionar con otros que son menos afortunados te ayuda a valorar las cosas que das por sentadas en la vida. Cosas básicas como tener un techo, tener alimento o poder dormir profundamente son lujos que algunos no tienen. Todas estas cosas pueden ayudarte a creer que Dios te cuida.

Tener gratitud por las cosas que tienes cambia tu atención de las cosas que no tienes en la vida. Concéntrate en lo positivo. El optimismo es la piedra angular para creer en algo mayor que tú.

Trata de extender tus actos caritativos a todos los días de tu vida. Simplemente mantener las puertas abiertas para alguien puede alegrar el día de esa persona. Pequeñas cosas como sonreír, ceder tu asiento a una persona anciana en el transporte público o tan solo decir "gracias" puede acercarte más a Dios. No subestimes el efecto que una buena obra puede tener sobre tu creencia en un poder superior.

Además:

  • Si la situación parece desesperada, sigue adelante. Tienes un propósito y Dios lo sabe.
  • Si algo malo sucede y te preguntas "¿Por qué?" - no dejes de preguntar. Obtendrás una respuesta en el momento indicado. Hasta entonces, recuerda "caminar por fe y no por vista".
  • La creencia que has formado por medio de la fe y en un poder más allá de ti, no se da de la noche a la mañana. No te levantas una mañana, te lavas los dientes y dices "Hoy creeré en Dios, tendré fe". Algo debe haber pasado para que necesites y busques esa fe. Y a la vez, será un desarollo que se irá dando a medida que vayas experimentado y conociendo la espiritualidad y su magnitud.
  • No dejes de creer si aparece alguna prueba. Cuando te derrumbe y te ponga de rodillas, mira hacia arriba y ora. Cuando lo busques, lo encontrarás. Una puerta se abrirá. Cuando Dios cierra una puerta, abre otra.
  • Cuando encuentres la fe, aférrate a ella. No dejes que se te escape, no dejes de creer, y si es así, te aseguro que un día amanecerás y entenderás la esencia del saber (Tengo un fin en la vida) y si buscas aún puedes encontrar un mayor fin, quizás incluso cuando menos lo esperes.

Te deseamos que encuentres tu camino ¡Vale la pena buscarlo!...

¿Estás listo para más?

Únete hoy a nuestra comunidad y comienza a construir la vida de felicidad y plenitud que mereces.

+VIDA Asesoramiento psicológico y coaching diseñado a la medida y con pasión para ti. Nuestra misión es apoyarte y brindarte asesoramiento profesional para fomentar tu bienestar emocional y desarrollo personal. Te ayudamos a revertir la tristeza, dejar de sufrir y ganar la claridad y el coraje para diseñar y vivir la vida que mereces. Trabajamos, esencialmente, por tu felicidad sostenible.
Contáctanos

Comments powered by CComment